Las botas camperas son parte del armario boho

White Tara Boho Concept

15 Nov, 2020

La moda hippie, en su actual vertiente boho, forma parte de nuestra vida desde muy pequeñas. Mientras otras niñas llevaban vestidos de nido de abeja con zapato inglés; el zueco, la campera y el pantalón campana formaban parte de nuestro ropero. Nos hicimos mayores con las clásicas Valverde del Camino o las Zendra.

La bota campera se ha ganado un parte importante hueco en el mundo de la moda. Mientras ciertas tendencias van y vienen, las camperas son siempre un acierto y un imprescindible en cualquier armario de mujer con un concepto boho. Altas, bajas, a media caña, la campera forma parte de nuestra tradición personal, de nuestra vida, y como no podía ser de otra forma, de nuestras tiendas a lo largo de los años.

Versátiles. Mucho. Completan todo tipos de outfit (tipos de looks) desde el pantalón vaquero en todas sus vertientes, anchos, pitillos, bootcut, boyfriend, etc. Continuando por otros pantalones de diferentes talles, larguras, tejidos…  de vestir, pinzas, rectos, capri, campana…  Vestidos cortos, largos, fluidos, más ceñidos, faldas largas, cortas, y por supuesto, ¡novias! Sin olvidar un abrigo de paño o con distintas mezclas de tejidos y texturas, americanas, kimonos, piel ecológica, chaquetas de punto oversize, largas. Las posibilidades son infinitas.

En el Norte somos unas privilegiadas porque nuestra meteorología nos permite vestir botas todo el año. Un tiempo nada sofocante, nos invita a incluirlas en nuestro outfit en días de verano.

Las imágenes que acompañan este texto las protagonizan dos modelos de botas camperas que estarán disponibles tras la inauguración de nuestra tienda White Tara en su nueva ubicación de la calle Narrika 6 de Donostia-San Sebastián.

Algunas pinceladas de la historia de las camperas…

No hay acuerdo en localizar geográficamente el origen de las botas camperas. Algunos apuntan a los Hunos como primeros en calzarlas. Otras fuentes las sitúan en Kansas. Pero en cualquiera de los casos, el origen parece claro: un ambiente rudo de ganadería y caballos.

En el siglo XVII llega la primera manufactura de producción masiva de este tipo de botas. Thomas Pendleton fabricó 600 pares de botas para el ejército inglés en 1642.

A mediados del siglo XIX, los vaqueros usaban botas lisas pero resistentes para comodidad y protección en sus jornadas interminables.

Las botas siempre se hacían a mano y los mejores fabricantes de buscaban formas de ensamblarlas de manera eficiente.

El estilo de vida vaquero se transformó en los años 30 y 40 del siglo XX con la influencia del todopoderoso Hollywood.

Las películas Western llevaron al diseño con más colorido y nuevos cueros exóticos. John Wayne o Gregory Peck fueron asiduos a estos modelos y verdaderos embajadores de las botas camperas.

Y este testigo lo recibimos muchas y muchos amantes de éstas que a lo largo de los años nunca hemos dejado de tenerlas en nuestros armarios y zapateros. ¡Larga vida!

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat